Puede que tú seas la única voz que tenga una persona en esclavitud.  El saber cómo detectar las señales de la explotación y cómo denunciar a la esclavitud puede proveer la ruta de salida para alguien.

UN CONOCIDO – durante la etapa de “grooming” puede ser que veas algunas de estas señales:

  • dinero en efectivo (cuando antes no hubo).
  • llaves de cuartos de hotel.
  • cambios bruscos en su actitud, comportamiento, vocabulario, horario, o forma de vestir.
  • inconsistencias en su relato.
  • la presencia de un “novio” mayor, controlador.
  • ausencias frecuentes al trabajo o a clases.

UN DESCONOCIDO Manténte alerta mientras viajes.  Estas banderitas rojas pueden presentarse o en una gasolinera, una tiendita, o una central camionera.  Taxistas, choferes en transporte público, así como camioneros pueden observar estas señales.  Personas que trabajan en la recepción de una clínica deben estar especialmente alertas.

  • desorientada/o, no puede decirte de dónde procede ni hacia dónde va.  Puede ser, inclusive, que no sabe en dónde se encuentra (en qué ciudad o provincia).
  • se niega a hacer contacto con los ojos.
  • temeroso/a, agitado/a, hiper-sumiso/a.
  • no está permitido que hable con nadie.  Si tú procuras entrar en conversación con esta persona, verás que se muestra nerviosa y mira temerosamente hacia su derecha o izquierda (como indicando que alguien le está mirando,  u observando de lejos).
  • no puede producir un carnet de identidad personal, no tiene dinero propio.

HOTELES Puede ser un caso de explotación si, al ocupar un cuarto de hotel, tú observas:

  • en tu piso, se abre y se cierra intermitentemente cierta puerta a lo largo de la noche.
  • te fijas que un individuo se registra con una joven (o más), y se queda esperando en el lobby, perdiendo tiempo, o tal vez en el estacionamiento.
  • observas que el mismo vehículo trae, deja y recoge muchachas o muchachos del hotel durante la noche.
  • la posible víctima manifiesta las señales mencionadas arriba.

QUE HACER  Llama a la línea de emergencia para denunciar la trata.  En Los Estados Unidos de América es el 888-3737-888.

No intervengas.  Describe a la persona que has observado.  Incluye la hora y el lugar de lo sucedido.  Si hay un vehículo involucrado, pues el número de las placas, el modelo, color, año si es posible – son datos valiosos.  Los que atienden a la línea de emergencia sabrán quién necesita recibir esta información.

Si la probable víctima está en peligro inmediato, llama al 911.

no replies

Leave your comment